Hospital Madariaga

 Cruje los dientes el paciente solitario
 cerca de su fin piensa lo que deja. 
 Escribe como loco, como un enfermo grave
 enfocado en el presente                                    
 despojado de todo
 afina su voz lírica y se olvida de la agonía
 por un rato
 y del futuro utópico que nunca llegó.
 Sale del mundo por un instante para mezclarse
 con el pabellón oscuro
 su variedad al mismo tiempo recupera el genio
 al entrar, al moverse, al verse
 en una versión distinta, cambiante.
 ¡Su propia geografía!
 ¿Tiene que ver con el presente?
 Abre caminos para innovar en la realidad
 desde allá, desde acá
 para no negar sus variantes.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Me ha gustado mucho el poema, saludos!

    Le gusta a 1 persona

    1. Mario Fretes dice:

      Bueno, muchas gracias compañero! Saludos!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s